sábado, 15 de enero de 2011

QUE POCO DURAN LAS COSAS

Las cosas ahora no duran nada.Las cosas no duran porque se hagan peor , sino porque se hacen mejor.Hace años los coches duraban una barbaridad , las teles mas de lo mismo ( en mi casa a pesar de la humedad ) y así podríamos enumerar muchos artilugios.Hoy día , parece que se diseñen para que se estropeen al poco tiempo.

Es interesante ojear el documental del Alemán Cosima Dannoritzer.

mirar con tranquilidad , paciencia y buenos alimentos

 
El documental comienza contando la historia de una impresora que falla y de una bombilla que no.

Lo mas curioso es lo de la bombilla.La dichosa bombilla lleva funcionando en el cuartel de bomberos de Livermore ( California ) desde 1901.De un tiempo a esta parte , esta siendo grabada permanentemente por una webcam , pero no por la misma ; la bombilla resiste , la cámara , van ya por la tercera.

Resulta curioso que ya cuando Edison puso a la venta la primera bombilla ( 1881 ) la vida media de la bombilla era de 1.500 horas.Curiosamente lo mismo que las convencionales de hoy día.En 1924 , se invento una que duraba 2.500 horas y en los años 40 , se llego a patentar una bombilla que duraba 100.000 horas ( las de bajo consumo de hoy día duran 50.000 horas aprox.).

Este retroceso , en la historia del progreso , es debido a que los mayores fabricantes crearon , a mediados de los años 20 , un grupo de presión llamado  Phoebus , dedicado a controlar y sancionar a las compañías que no se ajustaran a los estándares que ellos marcaban.

En 1981 , los ingenieros de la R.D.Alemana fabricaron una que duraba años.Nadie se la compro , y al caer el muro de Berlín , cerraron la fabrica y la dejaron de fabricar.

Si las cosas duran mucho , se vende menos cantidad.En 1932 , el economista Bernard London , propuso lo que llamo Planned Obselescence ( Obsolescencia Programada ) como remedio a la crisis económica de 1929.

Por lo visto no le hicieron caso.Era y es descabellado ponerle un limite de vida legal a los aparatos.

Que el consumidor ejerza su libertad de comprar o cambiar sus aparatos “.

Por eso se las ingenian para que duren menos cada día.

 

No deja de ser curioso que la bombilla sea el símbolo universal de la creatividad y las buenas ideas )

2 comentarios:

  1. Somos juguetes de las grandes tramas del consumo. Ya ves, Suso, no somos nada. Magnífico y bien documentado artículo.

    ResponderEliminar
  2. Hacemos lo que nos dicen que hagamos.
    Hay que matar el tiempo , intentado ver mas allá de nuestras narices.

    ResponderEliminar