viernes, 22 de abril de 2011

EL AUTOBUS DE LA POLITICA

La política debería de ser como un autobús de línea en el cual los que se bajan dejan sitio a los que se suben , aunque no siempre es así y ahí quien lo asume como profesión para toda la vida.Se dice , por ejemplo , que Manuel Fraga subió en su veintena a un coche oficial y nadie a sido capaz de bajarlo hasta hoy.Para bien o para mal.


Hace unos días , en una emisora  ( creo que Onda Cero-Julia en la onda  , no estoy muy seguro ) un político retirado confesaba que dio el paso de entrar en lo publico pensando , sobre todo , en el sueldo y en la jubilación.Un arrebato de sinceridad a toro pasado , pero al fin y al cabo una verdad como un templo.


Hace poco hemos sabido que los dos grandes partidos presentan en sus listas electorales , a personas imputadas en sumarios judiciales.Entre ellos el señor Camps , que seguramente arrasara a sus rivales.Sus lideres políticos , Rajoy y … Zapatero ? , aun mas indolentes , asumen sin vergüenza , compartir siglas con quienes no merecen estar al cuidado de la caja de todos.Y renuncian a obligarles a bajarse antes de la siguiente parada.Sobre todo , piensan , para no perder viajeros.


No creo que la política deba de ser solo una cuestión de privilegios , dinero o poder , solo por el echo de mandar.


Aunque muchos se empeñen en hacérmelo creer así.

2 comentarios:

  1. No te desanimes, Suso, tú no conoces otro sistema pero yo si y te puedo asegurar que éste, el actual, no lo cambiaría por el otro. Daría mi vida porque tu fueras votar dentro de otros 30 años.
    Los políticos son lo que son, que no son mas que el fiel reflejo de la sociedad que les vota, pero ahora estamos en otra transición. Es como cuando el Dios de los Judios los mandó a vagar durante 40 años por haberle ofendido y lo hizo con la pretensión de que tras ese plazo todos los que gobernaban hubiesen muerto y/o dejado el poder en sus hijos. Las transiciones son largas, duras y muy lentas. Ojalá tu mismo y tus hijos dentro de 30 años me puedas dar la razón. Yo creo que sigue valiendo la pena intentarlo, no cabe el desánimo, es lo que esperan los que grotescamente se instalan en la desidia del pueblo.
    Un abrazo y felices procesiones.

    ResponderEliminar
  2. Desanimarme...desencantado.Cierto es que este es , de largo , mucho mejor que el anterior.Casi no lo viví.Aunque por aquellos lares , tardo más en llegar la democracia.O mejor dicho , en irse los caciques.De echo , aun queda alguno.
    Claro que tienes razón , pero desanima ver como cuando crees que existen personas que son capaces de cambiar algunas cosas ( el caso de Sonia y Ripoll , por ejemplo ) , no solo no las cambian , sino que acaban aceptándolas.
    Para mi , y seguro que para mucha gente , seria un motivo de ir a votar , el comprobar como ella y muchos en la misma situación , tiraban del barco a los "sospechosos" y seguían adelante.Quizás perdiesen la batalla ante los de "arriba" , pero la ganarían con los de abajo.
    Lo dicho por ti , haremos la travesía.
    Un abrazo.........nos vamos de procesiones.

    ResponderEliminar