lunes, 20 de junio de 2011

Indignación o resignación

Manifestacion_indignados

Curioso país de países en el cual me a tocado vivir.Hasta no hace mucho , la gente se quejaba por el pasotismo de la juventud.Mucha gente comentaba que poco o casi nada les importaba a nuestros jóvenes.Que les daba igual el rumbo que tomaran los acontecimientos sociales.El caso era tener unos €uros en el bolsillo con el fin de cubrir sus necesidades lúdicas del fin de semana.Pensaban que esas dosis de rebeldía , necesaria en toda juventud , brillaban por su ausencia.Quizás yo también creía que era una juventud pasota.La mayoría , claro.Siempre te encuentras con los que sí tienen ideas.Pero piensas que son minoría.Cuatro gatos , como se suele decir.

 

Hoy día tenemos que reconocer que estábamos equivocados.Y me alegro , la verdad.Por suerte existe una juventud , que parecía adormecida , que cuando el sistema otorga privilegios a unos pocos y oprime más de la cuenta los derechos de el resto , no duda en echarse a la calle y mostrar su indignación.Por el momento a sido todo de forma pacifica , en general.A excepción de Catalunya , donde grupos que nada tienen que ver con los movimientos se dedicaron a reventar unas manifestaciones pacificas.

Viendo la que esta cayendo , no es de extrañar que jóvenes , y no tanto , se echen a la calle para pedir que la democracia sea una forma de convivencia social en la cual nos consideremos libres.Que el gobierno sea de todos para todos.Una democracia más directa y participativa que posibilite a los ciudadanos asociarse e influir en las decisiones que nos afectan directamente.Parece que esta democracia esta tocando fondo debido a la poca sensibilidad de la mayoría de políticos.

Debemos de ir hacia un sistema más proporcional y que otorgue las mismas posibilidades a todos los partidos que se presenten a las elecciones.Los políticos deben de asumir sus culpas y no pensar que al ser elegidos por sufragio universal les da patente de corso para hacer lo que les viene en gana.

Esperemos que todos estos  , y futuros , actos sirvan de revulsivo para tanto resignado que acepta que otros decidan sobre sus vidas y bienes sin pestañear.

 

Indignación y resignación son dos conceptos antagónicos , y yo estoy con los indignados , con los indignados que pacíficamente reclaman  ser ciudadanos de derecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario