lunes, 31 de octubre de 2011

Vicente Gerbasi

Hoy no me apetece mucho esto de escribir , así que a ver si mañana... 

Sin títuloNo quiero explicarme por qué mis ojos
pueden ver este castillo cubierto de hiedras
de verde muy oscuro y solitario
bajo los astros de los búhos ,
ni por qué mis ojos pueden detenerse
a ver caer la nieve tanto tiempo ,
hasta que arropa todos los muertos
y los deja allí con sus vestiduras
de diferentes colores en el hielo.
Mi padre fue enterrado en el trópico
en Canoabo , y sus ojos , por tanto , no se helaron
pero sí , tal vez , tuvieron que ver con otras cosas
muy distintas al frió ,
sin duda , con culebras que perforan la tierra
y silban a orilla de los muertos
como a la margen de un lago
de juncales remotos y relámpagos. “

Vicente Gerbasi

1 comentario:

  1. Ver asi es una buena elección para un enamorado de su tierra y de la familia como tú, Suso.

    ResponderEliminar