jueves, 17 de noviembre de 2011

La abuela

Captura
La abuela Rufina fue una mujer libre.A su manera , con muchas penalidades y armada de una coraza de insensibilidad que la protegió de los desmanes de una sociedad in-civil.Fue una mujer que quiso escoger su destino , sola , presa de escasas certidumbres , escéptica de casi todo , excepto del día y de la noche.El mayor sufrimiento le venia en Navidad , cuando había que matar el cerdo de la casa.Yo no sé que sería de ella ahora , en este tiempo de crisis , de alarmas catastróficas , de desatinos verbales ( y económicos ) , no sé tampoco qué camino cogería , ni siquiera si cogería algún camino. Sé , o así lo intuyo , que su certidumbre final era la tierra , porque a la postre fue la tierra su amparo los días que vivió.Como si fuera un manto telúrico que la guardaba de los desatinos que le toco ver.Y ella , que nació a principios del XX ,  supo de muchos y terribles.Pero la tierra , su tierra , siempre la guardó.Veía en ella el espíritu de lo viejo , caduco, rancio.Eran los trapos de un mundo conservador y reaccionario.Nunca entendí aquel apego feroz a la tierra.Nunca entendí como aquella tierra polvorienta había podido tener cualquier función protectora.


¡ Aquella mujer no supo de ninguna crisis ! ( qué crisis , si la vida era una crisis perpetua ) , de ningún miserable totalitario que asolara el mundo en los años treinta y cuarenta.Recordaba , eso sí , la historia de una mujer liquidada por los "civiles" por darle cobijo a unos maquis.Franco , el Rey Alfonso XIII , Azaña…no eran más que fantasmas en una historia inapreciable.Pero siempre quedaba la tierra , la humedad y el cariño de su sustento.No llego a comprender cómo habría de valorar el debate de estos tiempos.La tragedia de la crisis , el azote del desempleo , el temor colectivo a una nueva debacle ...este es un cuento de ricos , de muy ricos y de menos ricos , de ricos que no quieren perder el tren de la riqueza extraordinaria y de aprendices de ricos que no quieren perder las migajas del grande. Luego , está el mundo , el otro mundo , el que está al margen del debate , el que nunca ha de llegar a nada porque si llega , se acabó el debate.


Algunos afrontan esta campaña electoral , con la urgencia de servir a los que más tienen.Otros , con el discurso enfático de la solidaridad y del compromiso social.Bien sé que no todo es igual y que no maman del mismo palo los que demandan nuestro apoyo , pero , en el fondo , nada de lo que se dice , nada , altera la realidad de un mundo alucinado.Mi mundo.Aquello tan viejo de ; ¡¡¡que se salve quien pueda!!!.La abuela tenía pocas certidumbres , muy pocas , pero camino con ellas por el siglo pasado con la seguridad de que aportaban el necesario sustento.


Yo , a día de hoy , sólo tengo dudas , racionales o irracionales , y la terrible sensación de que la Penélope que nos teje , no es más que una loca que disfruta con nuestro mal.

1 comentario:

  1. Genial, casi nos haces llorar, Suso. Maribel se ha quedado impresionada

    ResponderEliminar