domingo, 11 de diciembre de 2011

Esos pequeños comentarios

Hay cosas que a veces mas vale no decirlas.O mas bien , para uno es preferible no escucharlas.
Las palabras duelen , lastiman y llegan a hacer mucho daño , un daño que no es físico , que no se ve a primera vista.

A veces un comentario , una frase o una palabra puede hacer que tu corazón se encoja , como si te lo apretaran muy fuerte y de un golpe te lo arrancaran del pecho.

Son solo palabras y aun así dejamos que entren en nosotros , apenas con escucharlas.Las cogemos , y parece que ya no podemos soltarlas , sobre todo esas que nos hieren. No nos basta con aceptarlas , tenemos que repetirlas hasta que nos desangran , siempre ajenas e insospechadas.Luego se apartan victoriosamente dejando tras de sí el rastro de su presencia.
Las palabras duelen.Y también los hechos.Sobre todo cuando provienen de gente que es relativamente importante en tu vida. No sólo te retumban en los oídos , también causan un efecto devastador.

2 comentarios:

  1. Las palabras hieren, muchas veces, mas que los hechos, Suso. Yo tengo gran experiencia en ese tipo de heridas, pero no temas, va con la persona, nada puedes hacer para evitarlas.
    PD: Espero que solo sea un artículo y no dos lágrimas como parece.

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente cada uno es como es..........y aunque las perdonas , no las olvidas.

    ResponderEliminar